Pan de molde casero | Con masa madre

Con el tema de los fermentos he descubierto un mundo espectacular, cada día me enamora y me sorprende. Que le voy a hacer, soy una apasionada y cuando algo me gusta lo llevo siempre al máximo nivel. Nunca imagine que llegaría a realizar mi propio pan y a disfrutar tanto el proceso, como para escribirlo y compartirlo con vosotros. Tengo que decir que realizar pan o cualquier tipo de masa requiere de tiempo y paciencia.

Por suerte hoy en día contamos con utensilios de cocina que nos facilitan la vida y nos permiten disfrutar de elaboraciones tan complejas como lo es un pan de calidad. La panificadora para mi es una pasada, si queréis la referencia de alguna en concreto os recomiendo la Panificadora Panasonic, de verdad es una gozada, es tan fácil que solo debes pesar los ingredientes y añadirlos a la máquina, programarla y dejarla trabajar.

Con una panificadora en casa puedes preparar más que pan, yo he preparado masa para pizza, bizcochos y masa para pasta fresca. Además te permite dejarla trabajar durante toda la noche y disfrutar de un pan recién horneado a la mañana siguiente ¿Lo imagináis?

Para preparar pan necesitas ingredientes tan básicos como el agua, harina y sal. Aprovecho para contaros que estoy en un momento fan de los productos del Lidl y es que cada vez me sorprenden con la variedad, la calidad y la opción de productos saludables y veganos. Todos los ingredientes de la receta los podéis encontrar en el Lidl.

Ingredientes

  • 500 gr de preparado para pan rustico Belbake
  • 360 ml de agua tibia
  • 2 C de masa madre *opcional
  • 25 gr de levadura fresca
  • 1 c de sal
  • Mix de semillas

Procedimiento

  1. En un bol vamos a disolver la levadura en 300ml de agua tibia. Mezclar bien hasta que se quede totalmente disuelta. Añadir la mezcla al cubo de la amasadora.
  2. Seguidamente con ayuda de un tamizador añadir la harina, este procedimiento nos ayuda a oxigenar la harina (el salvado que queda después de tamizar también lo agregas al resto de la harina). Programar la amasadora en la función de amasado y dejar fermentar hasta de duplique su tamaño, en la panificadora el proceso de fermentado se realiza de forma más rápida ya que contrala la temperatura adecuada que va más o menos entre los 25ºC a 28ºC y puede tardar entre 4 – 5hrs.
  3. En un recipiente mezclar 60 ml de agua tibia con la sal y añadir a la masa fermentada que en este momento debe tener un olor particular, añadir la masa madre y volver a amasar durante 15 min.
  4. En este momento puedes sacar la masa de la panificadora y sacar las palas de amasado, volver a poner la masa en el recipiente, dejarla reposar por unos 15 min. Pintar la masa con agua y añadir las semillas, de esta forma se quedaran enganchadas en la masa una vez vuelva a levar.
  5. Dejar levar durante 1- 2 hrs, más o menos hasta que duplique su tamaño. Es el momento de programar el horneado y dejar que nuestra máquina haga el trabajo. Cuando este listo la máquina avisara y podremos disfrutar de un delicioso pan recién horneado.

Si no tienes una panificadora en casa el procedimiento seria el siguiente.

Procedimiento sin amasadora

  1. Diluir 300 ml de agua tibia con la levadura. Añadir la mezcla en un bol grande.
  2. Tamizar la harina sobre la mezcla anterior , añadir la masa madre y no olvides añadir el salvado que queda después de tamizar la harina. Con ayuda de una cuchara vamos a mezclar la preparación hasta que no queden partículas de harina sueltas.
  3. Tapar el recipiente y dejar fermentar por más o menos unas 4-5 hrs en un lugar cálido y sin corrientes de aire.
  4. Diluir la sal en 60 ml de agua y añadir a la masa, si ves que esta demasiado liquida puedes añadir más harina y amasar con movimientos envolventes, siempre con las manos humedecidas para que no se enganche en las manos. Deja la masa reposar unos 20 min.
  5. Saca la masa del recipiente y ponla en la mesa de trabajo previamente espolvoreada con harina, amasa unos 15-20 min. Después de amasar la masa queda lisa y brillante. Taparemos y dejaremos reposar hasta que duplique su tamaño. Repetiremos esta operación una vez más.
  6. Coloca la masa en la mesa de trabajo limpia y amasa durante unos minutos. Pon la masa en el  para pan y píntala con agua, añade las semillas, tápalo con una tela o paño de cocina, deja que la masa suba hasta duplicar o triplicar su tamaño.
  7. Cuando veas que le queda poco tiempo para terminar de subir, encendemos el horno a 240ºC solo abajo para que se vaya calentado.
  8. Poner un recipiente o bandeja apta para horno en el fondo del horno con agua, esto hará que la cocción del pan sea mejor.
  9.  Cuando la masa tenga el tamaño deseado es momento de poner el pan dentro del horno. Hornear aproximadamente por 35-40 min . Cuando queden unos 15 min para terminar el horneado poner el horno arriba y abajo para que el pan se dore y las semillas se tuesten.

 

Quizás la inversión de tiempo es mucha si no tienes panificadora, pero realmente creo que es una experiencia que debemos experimentar, una vivencia más en nuestras vidas.

Solo con dejar harina y agua reposar por un tiempo veras como cambia y es algo totalmente distinto que se ha transformado gracias al tiempo.

-Esto me lo ha dicho un joven panadero que innova en su obrador.

Si tienes alguna duda o sugerencia, no olvides en dejarme un comentario o si lo prefieres puedes hacerlo por Instagram o Facebook.

Besos, Kim!

 

Deja un comentario