Croquetas veganas | Sonrisa Vegana

Croquetas de setas | Receta tradicional

No voy ha decir que es una receta rápida, es una receta tradicional y la mayoría requieren su tiempo y tener mucha paciencia, ahora entiendo por qué existe un día mundial de la croqueta.

Día mundial de la croqueta es el 16 de enero.

San Google 🙂

La base de la croqueta es salsa bechamel y lo típico es añadir carnes, verduras y setas. La bechamel base para las croquetas se preparara siguiendo las mismas reglas que una bechamel tradicional para canelones o lasaña, con la diferencia que se mantiene más tiempo en el fuego para que espese lo suficiente para crear una masa bastante espesa.

  • Empece la preparación de la bechamel en un cazo, pero a medida que espesa es mejor trabajarla en una sartén. De esta manera controlaremos más el proceso y podemos mezclar de forma uniforme con el sofrito.

El sabor en esta receta lo aporta un sofrito de setas (portobello y champiñones) con cebolla, sal y pimienta. No necesitan nada más y quedan bastante (muy muy) sabrosas, estuve a punto de añadir polvo de setas y suerte que me arrepentí, porque el sabor resultante es bastante potente.

  • Ya que estamos, podemos usar esta misma masa para preparar canelones de setas.

Lo maravilloso de la receta es que después de estar removiendo la masa te da una tregua para descansar más de 8 hrs, ya que antes de armar las croquetas la masa debe reposar (si es posible) durante toda la noche en la nevera. Hay que cubrirla con papel film para que la capa superior no se seque.

Una vez ha reposado nuestra masa, empezaremos con el proceso más entretenido del la receta: Dar forma a las croquetas. Yo utilice una cuchara para obtener las porciones y con ayuda de mis manos les fui dando forma.

Cuando se trata de rebozar las croquetas, el orden de los factores si altera el resultado

Los hermanos torres

Siguiendo los consejos de los hermanos torres, puse en marcha una pequeña fabrica de croquetas, un proceso en cadena que empieza con un rebozado en harina de trigo, luego una mezcla de harina de garbanzo y agua para sustituir el huevo y finalmente el rebozado en pan rallado

Una vez preparadas las croquetas podemos freírlas en aceite hasta que estén doradas, es importante que queden bien rebozadas para que no se abran. Las croquetas que sobren (por que si las hacéis pequeñas como las mías salen unas 24 croquetas) las podéis congelar y tendréis para unas cuantas veces más.

Detalles

Cantidades

24 unidades

Tiempo de preparación

1 hr +14 hr de reposo

Tiempo de cocción

20 min

Receta

Veganizada

Ingredientes

  • Para la bechamel
  • 50 gr de harina de trigo

  • 50 gr de margarina sin sal

  • 500 ml de bebida vegetal de soja

  • Nuez moscada rallada al gusto

  • Sal y pimienta al gusto

  • Para el relleno
  • 125 gr de portobellos

  • 125 gr de champiñones

  • 1 cebolla mediana

  • 2 C de aceite de oliva

  • Sal y pimienta al gusto

  • Para el rebozado
  • Harina de trigo

  • Pan rallado

  • 5 C de harina de garbanzos

  • 10 C de agua

Procedimiento

  • Relleno
  • Cortar las setas y la cebolla en trozos pequeños. Sofreírnos hasta que estén bien ponchados, salpimentar al gusto.
  • Triturar con ayuda de un procesador de alimentos, hasta que obtener pequeños trozos. No triturar demasiado, la idea es encontrar algún trozo mientras comemos las croquetas. Reservar en un bol.
  • Bechamel
  • En un cazo derretir la margarina y cuando este liquida añadir la harina de trigo, remover y sofreír hasta que la harina tenga un tono dorado.
  • Añadir la bebida vegetal de soja y remover constantemente para que no queden grumos, si quedan grumos puedes ayudarte de la batidora de mano para eliminarlos y la salsa quedara más fina. Salpimentar y añadir la nuez moscada.
  • Cuando la bechamel este espesa podemos pasarla a una sartén para mezclarla con nuestro sofrito. Es importante hacerlo a temperatura baja para que no se enganche la masa. Debemos remover hasta que la masa sea más espesa, lo suficiente para que se quede acumulada en un lado de la sartén.
  • Poner la masa en un recipiente y taparlo con papel film, lo dejaremos enfriar y lo pondremos en la nevera para que repose y adquiera más consistencia durante toda la noche.
  • Dar forma a las croquetas
  • A la mañana siguiente nuestra masa tendrá mejor consistencia y podemos empezar a formar las croquetas, lo primero que debes hacer es untar tus manos con aceite de oliva y coger pequeñas porciones de masa para darles forma redonda, alargada o cuadrada (aquí lo que prefiera cada uno).
  • En un bol mezclar la harina de garbanzos con el agua, en otro bol poner la harina de trigo y en un ultimo bol el pan rallado. Primero rebozas las croquetas en harina de trigo, luego sumérgelas en la mezcla de harina de garbanzos y por último el pan rallado. Podéis hacer un doble rebozado para que no se abran las croquetas cuando se frían en aceite.
  • Para freír las croquetas es importante que el aceite este caliente, cuando estén doradas y se vean crujientes las pondremos en una fuente con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  • Personalmente prefiero comer las croquetas frías, se disfruta más de su sabor. Como podéis ver no es una receta complicada, requiere tiempo y se comen demasiado rápido 😕, pero se disfruta igualmente🤪.

 

Deja un comentario